Categories Interviews News Photos Scans

Kristen en la portada de la revista Variety

Kristen se encuentra en la portada de la última edición de la revista Variety y ya pueden encontrar las primeras fotos en la galería. También pueden leer la traducción completa de la entrevista a continuación.

 

01

Gallery Links:
Magazine Scans > 2016 – 2017 > May 2016 – Variety Magazine
Photoshoots > 2016 > Variety Magazine

 

Kristen Stewart llega a un restaurante Francés en Los Feliz sin ningún equipo que la acompañe – sin publicista, sin guardaespaldas. Ella está de incógnito, con un gorro sobre su cabeza, las manos en sus bolsillos, los brazos desnudos cubiertos con algunos tatuajes. Luciendo como cualquier otro hipster, ella saluda al mozo con un “¿Qué onda, amigo?” (“Dude” y “fuck” son dos de sus palabras favoritas) y pide una copa de champagne con una taza de hielo. Y ella refleja su vida, dando sorbos cada tanto, dejando que uno a uno los cubos de hielo se fundan en el champagne.

Con solo 26 años, Stewart está a la mitad de la reinvención de su carrera. Después de haber alcanzado la fama a los 17 años con la saga para adolescentes “Twilight”, ella no podía dejar su casa sin tener flashes que la siguieran a cada paso que daba. El público se obsesionó con la relación con su entonces novio (y co-estrella) Robert Pattinson, y encabezaba la lista de deseos de todos los estudios para sus secciones de it-girls. Pero desde que dejó a un lado a Bella Swan en el 2012, le dio la espalda a esos grandes papeles de sagas taquilleras. En su lugar, ha estado eligiendo papeles como, la hija en “Still Alice” y la asistente de una celebridad en “Clouds of Sils Maria”, papel por el cual ganó un César el año pasado.

“No me tracé ningún camino,” dice Stewart sobre sus años post-Twilight. “No luché duro para ser tomada en serio. Por mucho que la saga Twilight me haya dado forma y me haya definido en otras personas a lo grande, para mi no era algo de lo que tenía que escapar. Solo fue una larga experiencia en una película que me gustó.”

Los 5 éxitos taquilleros basados en los libros de Stephenie Meyer recaudaron $3.3 billones de dolares en todo el mundo, pero también destruyó la privacidad de Stewart. Ella fue la paciente cero de las celebridades de internet – la primer actriz joven en protagonizar una franquicia en el ciclo de 24 hs de TMZ. “Todos a los que conocía ya me conocían desde antes. Es raro”

En el 2012, cuando salieron a la luz las fotos de ella besándose con el director Rupert Sanders, quien estaba casado en ese entonces, poco después del lanzamiento de “Snow White and the Huntsman”, emitió unas disculpas públicas – un momento insoportable para una actriz que mantiene su vida privada en un perfil muy bajo. Stewart, quien se refiere al incidente como “el escándalo”, cree que la sociedad disfruta destrozando a las mujeres.

“Las mujeres son tan críticas unas con las otras. Es algo innato, instintivo, jodido, como algo animal.” Pero estar en el centro de los fotos no la alejó de la actuación. “Fue algo que fue una molestia,” dice Stewart sobre los altos y bajos de la fama. “¿Qué es lo que te molesta si realmente nunca me conociste?”.

Después de 18 meses del final de la Saga Twilight en el 2012 – “fue una gran exposición”, dice – Stewart regresó con venganza a hacer películas. Su filmografía ahora está llena con arriesgadas y experimentales películas indies, y acumuló millas de viajeros con sus constantes viajes a los Festivales de Cine. Ella lanzó el Festival de Sundance con “Certain Woman” de Kelly Reichardt, película en la que interpreta a una maestra en una escuela para adultos que tiene una relación agridulce con una estudiante. Ella es la protagonista en la historia de amor distópica de Drake Doremus, “Equals”, que debutó en Venecia y llegará a los cines el 15 de Julio. También acaba de terminar un papel fundamental como la hermana de un conflictivo héroe de la guerra de Irak en la película “Billy Lynn’s Long Halftime Walk” de Ang Lee, la cual se estrenará en el otoño de USA.

Y tiene dos películas a estrenarse en el Festival de Cine de Cannes esta semana: La comedia de Woody Allen – Que abrirá el festival – “Café Society”, en donde interpreta a una secretaria de 1930; y “Personal Shopper” de Assayas, una historia de fantasmas inquietante en la cual aparece en todas las escenas de la película. “Estaba actuando lo que escribí, pero llevándolo a otra dimensión. Eso es lo mas emocionante que puedes presenciar” declaró Assayas.

Stewart creció en Los Angeles y se metió en la actuación por su familia. Su madre, Jules Mann-Stewart, tiene una carrera como supervisora de guiones. Su papá, John Stewart, es director de escenografía y ha trabajado en el pre-show de los Oscars de este año. Luego de 8° grado, cuando comenzó su carrera como actriz, Stewart dejó de ir a una escuela pública para poder estudiar en casa.

“Sus padres son solo personas comunes en el mundo de las películas”, declaró Jodie Foster, con quien protagonizó la película “Panic Room” en el 2002. “Es por eso que Kristen se acercó a la actuación; era un trabajo.” Incluso en ese entonces, Foster vio una calidad familiar en Stewart, “Se que esto suena como si me amara mucho a mi misma, pero realmente me hacía acordar mucho a mi misma cuando era chica. Tenía toda la alegría de un niño, pero era como si en verdad estuvieras con un adulto.”

Stewart ha escuchado a las personas llamarla reservada. Admite que todavía se pone nerviosa en las alfombras rojas, y es por eso que a veces luce miserable cuando camina en ellas. “La cantidad de tumulto creciente que he tenido que enfrentar es increíble. Para alguien que es muy sensible y astuto, es el lugar perfecto para que me metan porque yo soy como ‘Oh Dios mío. Ahora tengo que vivir en una jodida casa y pararme y decir ‘No, no merezco estar aquí’. ‘ ”

Tiene buenos recuerdos de las grabaciones de la primer película de “Twilgiht”, la que cambió su vida. Pero admite que las secuelas tuvieron que realizarse muy rápido. “Las siguientes, estábamos tratando de complacer algo que era menos específico. Había un temor que nos hacía preguntar porque estábamos allí. No había cohesión. Creo que terminaron bien porque todavía había pasiones individuales. Están un poco salpicadas contra la pared – pero están tratándolo.”

Ella hizo otro éxito de taquilla después de Twilight: “Snow White and the Huntsman” en el 2012, la cual recaudó $400 millones en todo el mundo. Cuando llegó el momento de hacer la secuela, Universal no volvió a contratarla. En retrospectiva, ella está agradecida. “The Huntsman: Winter’s War”, que fue lanzada el mes pasado, protagonizada por Chris Hemsworth fue un desastre en la taquilla. “Leí un par de guiones”, cuenta Stewart, “Ninguno de ellos eran buenos. Ninguno de ellos era para darle luz verde. Y tuve una reunión con Universal sobre los lugares a los que podía dirigirse la historia. Tal vez Chris estaba mas interesado. Yo realmente no se.”

Kristen insiste en que la cobertura que le dieron los tabloides a su relación con Sanders no fue un factor en la decisión tomada por Universal. “No fue una situación en la que me echaron de una película porque me metí en problemas. Hemos negociado por meses para hacer que algo funcione, pero nunca sucedió.”

Stewart se enteró de la secuela por un comunicado de prensa. “Estaba como ‘Ok, genial’,” dice entre risas. “No hemos hablado en mucho tiempo, pero no sabía que habíamos terminado”. El estudio si se acercó a ella para ver si le gustaría hacer un cameo como Snow White. Ella les respondió, “Tal vez debería dejarlo ser. Realmente estaba interesada en ello, pero…” añade con una sonrisa. “Así que ahora estoy… ‘Gracias a Dios.'” (Universal se negó a comentar sobre esto.)

A pesar de su racha indie, Stewart no se opone a regresar a los éxitos de taquilla. “Soy una chica del Valle. Me encantan las películas que todos ven y no puedo esperar a tener la oportunidad de lograr eso. Solo tiene que ser con la gente adecuada y en el momento adecuado.”

“Café Society” es la primer película desde Twilight por la cual Kristen tuvo que hacer una audición. Ella pensaba que había cometido un error al leer en frío, porque esa parte es un tramo. “Tengo una especie de energía pesada, y ella (el personaje) es completamente lo opuesto. La película, ambientada en la década del ’30, se enfoca en dos hombres – un agente de Hollywood (Steve Carell) y su sobrino (Jesse Eisenberg) – quienes compiten por el afecto de su hermosa secretaria (Stewart).

Allen no estaba interesado en mimar a su estrella. De hecho, se burló de la forma en la que Stewart se conducía entre tomas. “Le dije que caminaba como un lanzador relevista que salía del Bullpen,” Comenta Allen. Pero en cámara, Stewart dio en el clavo col la ligereza de su personaje, y proyecta una vulnerabilidad ganadora. “Si estuviéramos en 1944 o en 1935, ella sería una de esas hermosas estrellas de cine drop-dead.” Dice Allen, quien se salteó “Twilight” y descubrió a Stewart por la película indie del 2009 “Adventureland”. “Ella hubiera estado en el panteón de las actrices clásicas como Rita Hayworth o Elizabeth Taylor.”

Stewart tiene sus propias historias para contar sobre trabajar con Allen. “El es tan shticky. Sabe como hacer una imitación de si mismo y lo encuentra divertido.” Después de una grabación de 8 horas, ella añade “Siempre nos preguntaba que hacíamos después del trabajo”, como si estuviera esperando una respuesta secreta. Recibió dos notas del director: “Eso se sintió falso” y “¡Apresúrate! Me estoy quedando dormido.” Pero al final, el usaba las tomas mas lentas. “El trata de convencerte de que está completamente inconsciente. Tu piensas ‘Fuck, ¿Estamos haciendo la única película de Woody Allen que no se parece a una película de Woody Allen?”. Pero al final, creo que hicimos una que recuerda mucho a su estilo por excelencia.”

Stewart admite que al principio estaba preocupada sobre trabajar con Allen. Era consciente de las denuncias de abuso sexual de su hija, Dylan Farrow, quien escribió una carta pública al The New York Times en 2012, condenando a actrices como Emma Stone y Scarlett Johansson por apoyar su trabajo. Luego de ser contratada, Stewart conversó con Eisenberg sobre la situación.

“Yo decía, ‘¿Que opinas? Nosotros no conocemos a ninguna de las personas involucradas. Puedo personalizar situaciones, lo cual estaría muy mal.’ Y al final del día, Jesse y yo hablamos sobre esto. Si fuéramos perseguidos por la cantidad de mierda que se ha dicho sobre nosotros que no es verdad, nuestras vidas estarían acabadas. La experiencia de hacer la película estuvo muy alejada de eso, fue fructífero para los dos seguir adelante con eso.”

Eisenberg dice que no recuerda la conversación, pero está impresionado por la forma en la que Stewart ha lidiado con su fama. “Si me convirtiera en presidente de los Estados Unidos, solo tendría una pequeña idea del escrutinio que ella enfrenta. Tengo a las mismas tres personas interesadas en mi y me relaciono con ellas. Ella tiene helicópteros siguiéndola.”

La filosofía de Stewart sobre su vida personas ha sido desviar las preguntas sobre sus relaciones amorosas. “Cuando salía con un chico, nunca hablaba de mis relaciones con nadie. Ahora me siento de la misma forma.” Ella no usa la palabra “novia”, a pesar de que ha sido fotografiada en público con mujeres con las que supuestamente ha salido.”No estoy escondiendo mierda”, dice. “Y soy muy obvia…” Deja las últimas palabras de esa oración en puntos suspensivos.

Stewart dice que está inspirada por la forma en la que los jóvenes ven al amor sin etiquetas. “Hay una aceptación que se ha vuelto muy rampante y fresca. No tienes que saber inmediatamente como definirte a ti mismo.” Stewart no se sintió de esa forma al crecer, pero se ha adaptado a ese punto de vista. “Yo tenía que tener algunas respuestas sobre quien era. Sentía esta rara responsabilidad porque no quería parecer temerosa. Pero nada parecía apropiado. Así que pensaba ‘¿Cómo mierda defino eso?’. No voy a hacerlo. Además, no quería joderla con otras personas”, dice haciendo referencia a los adolescentes que luchan con su sexualidad. “No quería ser este ejemplo: Es muy fácil. No quería que pareciera que era estúpido para ellos tener esos momentos difíciles.”

Dice que quiere ser defensora para la comunidad LBGT. “Me parece que el movimiento que está ocurriendo es muy importante, y quiero ser parte de eso,” dice, sin usar la palabra “gay”. (Cuando se le pregunta si eso era lo que ella es, ella bromea con un reportero de Variety: ‘Como, ¿Dilo así puedes ponerlo en la revista?’). “Yo tratando de no definirlo ahora mismo es toda la base de lo que soy.” dice, “Si no lo entiendes, no tengo tiempo para ti.”

Ella tomó la decisión de aparecer en público con novias – frente a los paparazzi – porque está cómoda con que esas imágenes se publiquen. “Eso es muy importante para mi,” dice sobre las fans jóvenes que las ven. “A pesar de lo mucho que quiera protegerme ami misma, no es sobre esconderse. Tan pronto como empiezas a construir paredes, ya no eres capaz de ver a través de ellas. Así que empiezas a aislarte de una forma que no es honesta. Definitivamente encontré un lugar donde estar cómoda. No tomo crédito por eso.” Dice que los tiempos han cambiado y su publicista ni siquiera tiene que preguntarle como lidiar con esas preguntas. “Las cosas han cambiado a este maravilloso camino. Estoy cosechando los beneficios.”

Este será el tercer viaje de Stewart al Sur de Francia, donde es adorada por los fans y por la prensa. Fue por primera vez a Cannes en el 2012 con “On The Road” y regrsó con “Clouds Of Sils Maria” dos años después. Ella recuerda haber asistido a los César Awards, sin saber del todo donde eran. “Es un asunto jodidamente grande,” dice. A diferencia de los Oscars, no había límites para los discursos de aceptación, por lo que la ceremonia duró mas de cuatro horas. Además era todo en francés, un lenguaje que Stewart no habla.

Había sido advertida por su co-estrella, Juliette Binoche, que nunca sería llamada al escenario – pero terminó convirtiéndose en la primer actriz Norteamericana en ganar el premio. Ella había hecho un plan de contingencia para el discurso. “Si ganaba, subiría al escenario y diría ‘Lo siento, no hablo francés’ en francés y le agradecería a Olivier y a Juliette, lo que creo que hice. ¿Tal vez?”. La ceremonia de premiación no terminó hasta después de la 1am, a causa de todos esos largos discursos de aceptación. “Fui a una cena a las 3 de la mañana. Me estaba quedando dormida” declara Stewart.

Después de Cannes, Stewart finalmente tendrá tiempo para descansar. No tomará ningún otro trabajo de actuación hasta que dirija un corto que escribió hace algunos años – una historia no lineal con solo un actor. Como Foster, se imagina con una carrera como directora.

“Crecí en un set de películas, y antes de ser actriz quería demasiado ser parte de ese sentimiento, donde todo el mundo protegía este tesoro,” dice. “Todos hacían cosas estúpidas y trabajaban muchas horas y sacrificaban su vida para descubrir algo. Sentí esa protección, y se la posibilidad de que eso exista. Y quiero mucho ser responsable de eso.”

Traducción: Kristen Stewart Daily.